• Poniendo el pasado atrás de nosotros

Durante el proceso del despertar usualmente es necesario poner el pasado en donde corresponde. Esto no significa que lo olvidemos. El pasado contiene las llaves de episodios y patrones que bloquean puertas hacia la pureza del presente y para permitir que surjan las nuevas creencias que son verdad para nosotros en este momento. No es suficiente tener una experiencia mística a través de meditación, un vistazo profundo de la realidad cósmica a través de peyote o ayahuasca (psicotrópicos) o el contacto con un Guru verdadero. Debemos aumentar estos despertares temporales. Al principio somos un poco vulnerables a volver hacia atrás y una fuerza magnética nos tira a viejos hábitos inconcientes. Generalmente se trata de nuestra familia y amigos del pasado que no ven o no quieren ver quienes somos hoy. Durante este período vulnerable, que pueden ser años, es prudente mantener una distancia de estas personas y lugares que pueden gatillar viejos e insanos tratos en nuestro carácter que disuelven las semillas de una verdad mayor que aun no se han enraizado completamente. Tampoco podemos vivir en una cueva de proverbios de renuncia para siempre. Vendrá un tiempo cuando las recientemente adquiridas aguas de despertar serán puestas a prueba. Esto también es parte de anclar quien eres hoy, mas precisamente de quien has recordado que siempre has sido. Este tiempo será distinto para todos. En tiempos antiguos la vida monástica era recomendada. Si es que el proceso de despertar es de principal importancia en tu vida encontraras un retiro en el presente día con las cualidades que necesitas para tu proceso particular o de otro modo crearás uno. Algunos usaran una tienda o un tipi, otros una choza o un garage. Creo que fue Sandra Ray quien me dijo que hizo un retiro de tres años en un apartamento en Nueva Cork. Si esto es preciso o no no importa, el punto es que si sientes la llamada haz los arreglos necesarios en vez de crear excusas de porque no se puede hacer.

Recuerdo una historia sobre un hombre atravesando peligrosos riscos hacia la cumbre de una montaña, el camino hacia la iluminación de los proverbios. De un momento a otro la tierra cede y él se ve colgando de una raíz que si se suelta significa muerte segura. Éste ícono del buscador espiritual gritaba “hay alguien ahí arriba, ayuda, ayuda, hay alguien ahí arriba?!” Su mano se soltaba y la raíz caía cuando escuchó una voz, una fuerte voz retumbante “ si Joseph, YO ESTOY aquí arriba” Joseph llamó de nuevo “ ayúdame , ayúdame, no puedo sostenerme mas tiempo” La estruendosa voz continuó “ suelta Joseph, confía, vas a ser salvado” Joseph gritó de vuelta “quién eres tu?” “YO SOY, el señor al que le has orado toda tu vida, con muchos nombres y muchas formas y he vendido por ti hoy, deja ir Joseph, confía, todo estará bien, serás salvado” Joseph gritó de nuevo “ hay alguien más ahí arriba?”. Muchos son llamados, pocos contestan. En un artículo que leí, Adyashanti dijo “ Soy un tipo verdadero, no un tipo cómodo” Nadie dijo que sería fácil, si es que así lo fuese mas responderían a la llamada y muchos se verían atraídos al camino. Hay un renacimiento espiritual sucediendo en este momento y ha tomado muchas formas para atraer muchos y diferentes caminos kármicos. Son ahora los momentos para sacar a esos que están pavimentando el camino. Salta sobre tu skateboard y agarra un parachoques, estamos todos dentro para un un buen paseo.

Anthony

traducido por Francisco San Miguel

Share this